Lamentable que Suecia haya votado en contra de la ”Declaración sobre los derechos de l@s pequeñ@s agricultores”

Recientemente, la tercera Comisión General de la Asamblea General de las Naciones Unidas votó la “Declaración de Derechos para l@s Pequeñ@s Agricultores”. Reconoce los derechos humanos para l@s pequeñ@s agricultores y otros trabajadores agrícolas del mundo. El resultado de la votación fué de 119 votos a favor, 49 abstenciones y solo 7 votos en contra. Los países que votaron en contra fueron Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Nueva Zelanda, Israel y Hungría. Un séptimo país se unió al grupo de países que votaron en contra: Suecia.

Es sorprendente que un gobierno que se autodenomina feminista haya votado junto con países conocidos por sus acciones coloniales y por apoyar a la fuerza de ocupación de Israel, en contra de una declaración que reconoce los derechos humanos de los pequeños agricultores y otros trabajadores agrícolas del mundo.
La declaración es un gran éxito para todas las organizaciones de pequeños agricultores, pescadores en pequeña escala, pueblos indígenas y trabajadores agrícolas, etc. quienes han estado luchando juntos desde 2008 cuando ”La Vía Campesina” presentó su declaración sobre los derechos de los campesinos. Desde entonces, el Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de la ONU presentó en 2012 un informe sobre los derechos de los pequeños agricultores y otras personas que trabajan en las zonas rurales. A lo largo del proceso, las organizaciones campesinas fueron escuchadas. El informe confirmó que los pequeños agricultores están sujetos a una amplia discriminación. Según FIAN, que es una organización internacional de derechos humanos que trabaja por el derecho al trabajo, ” a pesar de que el 70% de los alimentos que comemos provienen de la agricultura de pequeña y mediana escala, quienes viven y trabajan en las áreas rurales son l@s más afectad@s por el hambre a nivel mundial”.

Los derechos reconocidos en 28 artículos tienen que ver entre otras cosas, con los derechos de l@s pequeñ@s agricultores, las condiciones climáticas y el medio ambiente. Además, la Declaración también alienta la ”conservación y mejora de la biodiversidad, que constituye la base de la producción agrícola y alimentaria en todo el mundo”. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ”enfatiza la importancia de cómo un instrumento internacional a nivel de la ONU puede apoyar a l@s agricultores y trabajador@s agrícolas, especialmente a las mujeres y los niños”.

Iniciativa feminista (F!) lamenta que el gobierno no haya estado del lado de los derechos humanos al momento de la votación. El gobierno sueco debe dar una explicación, no solo al pueblo sueco sino a todo el mundo, de por qué Suecia votó en contra de esta declaración que protege los derechos humanos de los pequeños agricultores y trabajadores agrícolas y será una herramienta importante para buscar políticas justas en materia de alimentación, la agricultura, las semillas y las tierras.

2018-11-27
Jaime Gomez, portavoz en asuntos de Política Exterior de Iniciativa Feminista (F!).

Texto en sueco/På svenska

Lämna ett svar

E-postadressen publiceras inte. Obligatoriska fält är märkta *