Condenamos el golpe de estado en el Estado Plurinacional de Bolivia

Ha tenido lugar un golpe de Estado en el Estado Plurinacional de Bolivia. Los seguidores del presidente Evo Morales han sido sometidos a humillaciones, burlas y violencia física. Quemaron sus casas, también quemaron varias oficinas centrales de organizaciones campesinas, indígenas y de mujeres. Hay informes de violencia sexual contra mujeres que han apoyado al presidente Morales. Grupos apoyados por partidos de derecha en un acto coordinado rodearon y ocuparon el canal estatal de televisión y radio y amenazaron a periodistas. También han atacado la embajada de Venezuela en la capital, y finalmente las fuerzas armadas y policiales, han retirado el apoyo al presidente constitucional y no aceptan sus órdenes, que recuerda a los viejos tiempos donde las botas militares dictaban el destino de ese país.

Entre los líderes del golpe de Estado se encuentra Luis Fernando Camacho, presidente del Comité Pro-Santa Cruz, un conglomerado de la organización empresarial de derecha y muy cercano a las iglesias evangélicas y que prometió ”llevar a Dios al palacio en llamas” en referencia a Evo Morales había separado el país del camino cristiano, argumento común de los representantes extremistas de derecha. Además, es un personaje que figura en los llamados “Panama papers”.

Los responsables del golpe de estado al legítimo gobierno boliviano han apuntado la violencia contra las instalaciones del partido Movimiento al Socialismo (MAS), organizaciones indígenas, agrícolas y de mujeres. El perfil racista del golpe de estado es muy claro.

Iniciativa feminista de Suecia condena el golpe de estado del Estado Plurinacional de Bolivia y expresa su solidaridad con todas las personas y organizaciones actualmente perseguidas por sus convicciones democráticas. Instamos al gobierno sueco a expresar su condena de lo que está sucediendo en este momento en el país latinoamericano y dar instrucciones a su embajada en ese país, para que al igual que el gobierno de México, de protección a todxs lxs que actualmente son víctimas de la persecución fascista en Bolivia.

También instamos a la ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde (S), a presionar a través de sus canales para que la Unión Europea también exprese su condena a estos hechos golpistas y ofrezca protección humanitaria a todxs aquellxs que son blanco de la violencia de los grupos de extrema derecha que han roto el orden democrático en ese país.

Jaime Gómez, portavoz de política exterior de Iniciativa Feminista de Suecia

Lämna ett svar

E-postadressen publiceras inte. Obligatoriska fält är märkta *