Venezuela: el derecho de autodeterminación no puede ser negociado

Alemania, España y Francia han dado un ultimátum al gobierno de Maduro en Venezuela: anunciar elecciones dentro de ocho días, de lo contrario, el líder de la oposición, Guaidó será reconocido como presidente. El argumento es que ”el pueblo venezolano debe poder decidir con libertad y seguridad sobre su futuro”. En nombre de la libertad, estos países se toman el derecho de extorsionar a un país que es el blanco de un golpe de estado que como un periodista en SVT (servicio de televisión sueco) de una manera normalizadora y con la intención de embellecer el acontecimiento llamado ”golpe democrático”.

¿Olvidan estos países que los tiempos en que gobernaron en sus colonias han terminado? En nombre de la libertad, intentan presionar aún más en una situación que ya es grave, que ya tiene muchas expresiones de violencia y que puede convertirse en una confrontación armada. La administración de Trump, en nombre de la democracia, interviene en Venezuela y tensiona aún más una situación ya crítica, mientras observaba entre los dedos cuando Arabia Saudita asesinó al periodista Jamal Khashoggi en Turquía.

Mike Pompeo, jefe de la diplomacia estadounidense, nombró a Elliott Abrams como enviado para ”restaurar la democracia” en Venezuela. Abrams tiene un pasado controvertido como diplomático en relación con América Central durante los años 80. Trabajó con los gobiernos de Ronald Reagan y George W. Bush y se declaró culpable de ocultar información al Congreso bajo el escándalo Irán-Contra, la operación mediante la cual la administración Reagan financió en secreto las fuerzas que se oponían al gobierno Sandinista en Nicaragua mediante la venta de armas a Irán. Es solo un ejemplo de muchos en donde Estados Unidos, como autoproclamado emperador de su ”patio trasero”, (centro y Sudamérica), se opone constantemente a cualquier gobierno de izquierda que llegue o esté a punto de tomar el poder en el sur y/o Centroamérica. Otro escenario bien conocido, es cuando Estados Unidos apoyó el golpe de Estado de Pinochet contra Salvador Allende en Chile. Con frecuencia usan palabras como “democracia” o como en la situación actual usan de la retórica y hablan de ”libertad” y ”derechos humanos”. Un disfraz que solo trata de ocultar el hecho de que no se ajusta a la agenda de los Estados Unidos. Hemos visto situaciones similares en Irán y Libia.

En medio de este panorama hay otras dos iniciativas; uno de los gobiernos de México y Uruguay y otro de l@s 70 académic@s que escribieron una carta abierta sobre este tema. Ambas iniciativas respetan el derecho a la libre autodeterminación e instan al diálogo y a una solución política. Iniciativa Feminista (F!) ve que el único camino para Venezuela, y que no sigue los pasos del imperialismo, es una solución política y para lograrlo, el diálogo debe ser posible.

Independientemente de si a la comunidad internacional le gusta o no a Maduro como presidente, hay un principio en el derecho internacional, el derecho a la libre autodeterminación, que siempre debe respetarse y que en este caso significa que es el pueblo de Venezuela, con todas sus organizaciones sindicales, de mujeres, LGBTQ, indígenas y otras organizaciones de la sociedad civil son las llamadas a determinar cómo se alcanzará la solución. Es una pena que la UE no aproveche esta oportunidad para fomentar el diálogo y la solución política apoyando las iniciativas de México y Uruguay en lugar de amenazar y terminar en la misma empresa colonialista con representantes de extrema derecha como Trump (EE. UU.), Bolsonaro (Brasil) y Duque (Colombia).

Iniciativa Feminista (F!) espera que el gobierno sueco utilice todos los canales diplomáticos para fomentar el diálogo y una solución política a la crisis de Venezuela. Una política exterior feminista no practica el imperialismo y no puede estar del mismo lado de la extrema derecha que no respeta el derecho internacional. Una política exterior feminista da prioridad a la paz, la seguridad humana y el diálogo. Una política exterior feminista trabaja por la justicia global, la descolonización, la solidaridad y la lucha contra el imperialismo.

2019-01-27Jaime Gómez, portavoz de política exterior, Iniciativa Feminista (F!).

Texto en sueco/På svenska

Lämna ett svar

E-postadressen publiceras inte. Obligatoriska fält är märkta *